Después de tanta espera, por fin llegó ayer el momento más esperado para los amantes del béisbol: el Opening Day, ese momento en que solo hay alegría y esperanza en los estadios y que representa el primer paso, de la larga caminata que será la temporada.

Hubo partidos emocionantes, muchos ponches, hits, robos, errores, cuadrangulares, pero por sobre todas las cosas mucho sabor latino. Y entre todos los peloteros venezolanos que tomaron protagonismo en esta jornada, hay uno que tenía un compromiso especial: Félix Hernández.

El oriundo de Valencia estaba programado para abrir en el encuentro que enfrentaría a los Indios de Cleveland y su equipo, los Marineros de Seattle, quienes además jugarían en su casa, el Safeco Field.

Quizás a simple vista parecía un juego más, pero este era un día realmente importante para Félix. Se convirtió en el jugador activo con más aperturas en días inaugurales, con 11, de las cuales 10 han sido de manera consecutiva. Además de ser el cuarto pitcher con más ponches en Opening Day desde 1900, con 78. Hernández tiene un buen record en estos partidos, con 6 ganados, 2 perdidos y una efectividad de 1.49, había que mantener esta calidad.

También cabe destacar que “El Rey” viene de su peor temporada en la MLB, en la que tuvo record de 6 victorias y 5 derrotas. A esto le sumamos que no pudo jugar mucho en el Spring Training, debido a que recibió un pelotazo en su primera apertura, que lo dejó inactivo por unos dias.

Por lo tanto, el juego de ayer tomó cierta importancia para el valenciano; debía mantener el nivel para mejorar sus números con respecto a días inaugurales e intentar seguir haciendo historia, aunado a esto, tiene que comenzar la temporada con buen pie para tener un excelente rendimiento personal, que también ayude a su equipo en la incesante búsqueda de los Playoffs (instancia a la que no llegan desde 2001).

Comenzaba entonces, el encuentro en Seattle, que no solo tendría al venezolano como protagonista, pues Ichiro volvía a su casa después de mucho tiempo y los aficionados lo recibirían con los brazos abiertos.

El primer inning no tuvo nada que destacar por parte de la ofensiva de Cleveland, estos entregaron los 3 outs con relativa facilidad. Sin embargo, de lado de los Marineros la historia fue diferente, luego de que los dos primeros bateadores fueron retirados, Robinson Canó dio un hit que sería una buena señal para los fanáticos. Venía entonces Nelson Cruz, quién dio un batazo estratosférico; un cuadrangular que representaba las dos primeras carreras del juego, Seager entregaba el último out.

Le tocaba a “ El Rey” continuar con su faena, retira a Yonder Alonso con su primer ponche, luego de dos outs más, entrega la primera base por bolas a Gomes, pero alejaría el peligro con mucha clase, pues poncha a Naquin y saca otro inning en cero.

En el tercer inning poncha a Zimmer. Luego, Kipnis daría el primer hit del encuentro del lado de Cleveland, que no llegaría a ningún lado, pues Félix sacó otro “0”, le estaba costando bastante a los Indios llevar a cabo la tarea ofensiva.

En el quinto inning repite la dosis a Zimmer con su cuarto y último ponche del partido, consigue otro tercio sin carreras y se va al dogout consciente de que era muy probable que no durara otro inning completo.

Efectivamente, con un out y luego de haber otorgado un boleto a Kipnis, en el sexto inning, con 83 lanzamientos (de los cuales 49 fueron en zona de strike) terminaba la labor de Hernández, se retiraba con 4 ponches y 2 bases por bolas, además de dejar el marcador 2-0.

Todo estaba servido para que “El Rey” se apuntara la primera victoria de la campaña.
Las cosas parecían ir bien, hasta que en el séptimo cuando los Indios bateaban, Chisenhall da un hit, luego Gomes lo impulsaría con un podrido detrás de segunda y reduciría la diferencia a una carrera.

Sin embargo, Altavilla al final pudo mantener la ventaja; el juego transcurrió sin muchas diferencias hasta el noveno inning, cuando entró por parte de los Marineros, Edwin Díaz: un muy buen cerrador que viene de una gran temporada, con 34 salvados. Edwin comienza con el pie derecho, poncha a Alonso.

Luego golpea a Encarnación, quien es sustituido por Rajai Davis como corredor emergente. Las cosas se comenzaron a complicar cuando el lanzador comete un balk que envía al corredor a segunda. Tocaba enfrentar a Chisenhall, pero también lo golpea y además Davis se roba tercera. ¡Vaya problema! Las carreras que representaban el empate y la derrota estaban en circulación. A pesar de todo, Díaz consiguió ponchar a Gomes y a Naquin casi de manera milagrosa.

Terminaba de esta manera un encuentro con mucha emoción y que le dio la primera victoria a Félix Hernández ¿Será este el comienzo de una buena temporada para los Marineros? La verdad no lo sabemos, solo queda disfrutar del béisbol y ver qué pasará en un futuro.