Lázaro Quezada aparece como uno de los primeros importados cuando se organizó nuestro béisbol en 1927

 

Para el 12 de diciembre de 2019, el conjunto Tigres de Aragua sumaba ocho derrotas en fila, ese día se estrenó como mánager del conjunto el cubano Bárbaro Garbey y el equipo respondió con una victoria 8 carreras por 6 ante Leones del Caracas.

Al momento en el que el Garbey tomó las riendas de los Tigres se inició otro capítulo más de la estrecha relación de la pelota venezolana con el béisbol cubano, la cual tiene más de cien años.

El vínculo entre nuestro béisbol y los cubanos es de nacimiento. El primer equipo que se formó en el país, Caracas BBC en 1895, tenía en su roster a un buen número de cubanos.

Emérito Argudín es señalado como la primera gran figura del béisbol en Venezuela y Lázaro Quezada aparece como uno de los primeros importados cuando se organizó nuestro béisbol en 1927, ambos cubanos.

Cuando arrancó la Liga profesional en 1946, llegaron a jugar diez refuerzos cubanos, uno más que la cantidad que norteamericanos.

Y es que los cubanos eran los que más sabían de pelota en el área latinoamericana, esto ha hecho que también sean considerados buenos estrategas.

En la historia de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional Bárbaro Garbey representa al mánager número 29 que toma las riendas en el circuito.

Garbey fue un talentoso pelotero que actuó en cinco series nacionales cubanas, ganó un título de bateo y uno de remolcadas, cuando estaba en la cúspide de su fama, se vio envuelto en un caso de venta de juegos y fue marginado del béisbol.

Cuando Fidel Castro asomó la posibilidad que cualquier ciudadano que deseara marcharse a Estados Unidos lo podía hacer, Garbey se dirigió al sitio destinado para lograr el boleto en los barcos, pero fue rechazado porque era una persona de interés para la sociedad y no un desadaptado a los que debían dejar salir.

Fue solo a su tercera solicitud que lo admitieron y salió de Cuba en junio de 1980. No fue un desertor ya que formó parte de más de 120 mil ciudadanos que recibieron permiso para viajar a Estados Unidos.

Allá fue recluido en un centro de observación donde lo vio el ex lanzador Orlado Peña, quien trabajaba como scout para Detroit y realizó las diligencias para firmarlo.

En agosto de 1980 ya estaba jugando para el Lakeland Tigers en la Florida State League, clase A, donde bateó para 364 en 26 juegos.

Cuando en 1984 Garbey se estrenó en las mayores con Tigres de Detroit se convirtió en el primer cubano salido de las Series Nacionales de su país en llegar a las mayores.

Solo actuó en tres campañas, sin muchos destellos. Hubo que esperar hasta 1992 para que otro jugador producto del nuevo béisbol cubano llegara a las mayores, René Arocha.

A partir de 2003 Garbey comenzó a realizar funciones de coach de bateo en equipos de ligas menores en la organización de Detroit.

Fue en esas labores en las que llegó a Venezuela para trabajar con Águilas del Zulia y luego con Tigres de Aragua.

Al momento en el que Garbey asumió el mando del equipo de Maracay se unió a una larga lista de estrategas cubanos que han participado en la Liga casi desde su fundación.

Si bien, Garbey es el primer cubano en dirigir en el país desde que Ariel Prieto asumió las riendas de Caribes de Anzoátegui el 21 de diciembre de 2011, completa una lista de 29 mánager cubanos que oficialmente han estado presentes en la LVBP y que data desde que el habanero Óscar Estrada dirigió al Magallanes en la temporada 1947-1948.

De este grupo el mejor exponente es Regino Otero, quien alcanzó 7 campeonatos, marca en la liga, además dejó un registro de 369 juegos ganados y 256 derrotas para un porcentaje de .590, el mayor en el circuito para estrategas con más de 500 juegos dirigidos.

Otero es seguido de Lázaro Salazar quien dirigió 8 campañas y logró tres campeonatos con el Magallanes.

Tony Pacheco en 7 años dirigió tres equipos y ganó el campeonato con La Guaira en la temporada de 1965-1966.

Otro mánager cubano que logró titularse fue Carlos “Patato” Pascual quien estuvo como mánager en 8 ocasiones en la Liga y llevó a Navegantes del Magallanes al campeonato en la campaña 1969-1970, temporada que redondeó con el primer título de Caribe para Venezuela.

El miembro del Salón de la Fama de Cooperstown Martín Dihigo fue el sexto cubano en dirigir en la LVBP, pero fue el segundo en llevarse un campeonato, cuando logró coronar al Caracas, en su primer año como Leones, en la temporada 1952-1953.

Ese gran conocimiento de béisbol por parte del cubano se evidenció a finales de los años cincuenta y durante los sesenta.

Regino Otero resultó el mánager campeón con el Valencia en las temporadas de 1957-1958 y 1958-1959. Al año siguiente el torneo fue suspendido y no hubo campeón.

En la campaña de 1960-1961 se impuso Rodolfo Fernández con el Valencia y al año siguiente Otero fue nuevamente campeón, pero ahora con el Caracas.

En la temporada 1962-1963 gana el norteamericano Robert Hoffman al frente del Valencia, Otero gana en la siguiente de nuevo con el Caracas y luego el criollo José Antonio Casanova conquista su tercera corona con el primer título de La Guaira.

A partir de la temporada de 1965-1966 los estrategas cubanos establecieron un amplio dominio de los torneos, en esa época todos trabajaban en las organizaciones de Estados Unidos, ya que a partir de 1961 no pudieron actuar en la pelota cubana.

En la campaña 1965-1966 resultó campeón La Guiara al mando de Tony Pacheco, en las dos temporadas siguiente Otero llevó al Caracas al campeonato, en la 1968-1969 Wilfredo Calviño le regresó el título a Tiburones y Patato Pascual llevó al Magallanes hasta el trono del Caribe, fueron cinco campeonatos consecutivos ganados por mánagers Cubanos.

El último cubano en salir monarca como mánager en la Liga fue José Martínez en la temporada de 1985-1986 por cierto, el último título que hasta ahora ha ganado La Guaira.

Hay que aclarar que la temporada de 1984-1985 La Guaira resultó campeón siendo dirigido por Aurelio Monteagudo quien nació en Caibarién, Cuba en 1943, pero quien a partir de 1965 es ciudadano venezolano, por lo que no pertenece a esta lista, pero bien vale la mención.

Son 16 títulos que se reparten los estrategas cubanos en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

Advertisement