El lanzador  venezolano Félix Hernández  en su primera apertura del spring training recibió un pelotazo en el antebrazo derecho.

Por lo que inmediatamente salió del juego y fue llevado ante el cuerpo médico de los Marineros de Seattle.

Los rayos X no arrojaron daños mayores, solo un hematoma y afortunadamente ningún hueso roto, de tal manera que el Rey estará día a día.

Los Marineros que usaron 40 lanzadores en la campaña pasada tienen esperanzas en no convertirse literalmente en un hospital en la temporada que está por comenzar.

El autor del batazo fue Víctor Caratini quien el año pasado también produjo una línea que golpeó en la cabeza al lanzador Daniel Poncedeleon, un derecho de las granjas de los Cardenales de San Luis.

Dicho evento sucedió el pasado 9 de mayo mientras Poncedeleon, quien ya está recuperado, lanzaba por los Memphis Redbirds (Sucursal AAA de los Cardenales) ante los Iowa Cubs (filial AAA de los Chicago Cubs) en la liga de la costa del pacifico.

Por lo pronto habrá que esperar un par de días para ver el progreso de la recuperación del diestro venezolano.