Jugué 10 años sin saber que era Béisbol

@mariajose_10

“El béisbol es competencia, no enemistades, competencia y eso es lo que se ha perdido, es lamentable”

Luis Jiménez ha sido de los bateadores zurdos más poderosos en la historia de la LVBP, el poder, el oportunismo y la garra son características del “Gigante de Bobare”.

Con 37 años de edad está en su décima cuarta campaña con el equipo Cardenales de Lara. 19 en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

Luis se colocó en la posición numero 14 de todos los tiempos entre los jugadores con mas empujadas en la pelota criolla.

Hasta ese momento, estuvo empatado en acumulativo con César Tovar y en esta campaña superó al también histórico Luis Raven.

Con Cardenales  tiene un average vitalicio de .302 con 72 cuadrangulares, 303 carreras impulsadas, 268 anotadas y 483 imparables, en las 14 campañas en la que ha estado con los crepusculares.

Además, Luis Jiménez en el cuarto mayor jonronero en la historia de la LVBP con 101, igualando a Endy Chávez en el segundo lugar histórico de peloteros con más cuadrangulares en finales con 8.

Luego del cuadrangular que conectó en el tercero de la serie en la Final de la temporada 2019-2020 entre Cardenales de Lara y Caribes de Anzoátegui.

Asimismo, llegó a 37 cuadrangulares en postemporada, su mayor cantidad de jonrones en esta instancia fueron siete en la 2011-2012 cuando reforzó al equipo Tiburones de La Guaira.

Para Luis Jiménez el comienzo de la temporada 2019-2020 fue complicada, en principio fue dejado en libertad por el equipo Caribes de Anzoátegui.

Luego fue invitado con el propio equipo a entrenar con ellos en lo que fue más una movida económica y eso lo sabe el toletero venezolano.

Con Caribes solo disputo 9 encuentros y luego fue cambiado al equipo larense por el lanzador Alex Torres antes de que cumpliera el primes mes de temporada.

“Al principio de la temporada me sentí bien con Caribes, pero esto es un negocio y cuando se está en esto uno aprende más del negocio, en puerto La Cruz yo estaba ya seteado, está mi casa y tengo todas mis cosas allá, porque pensé que podía terminar mi carrera allá”

“Empezando la temporada hubo un problema de dinero, ya que esta campaña ha sido una liga “no normal”, por todos los problemas políticos que están pasando.”

“Y hubo un descenso de dinero, hubo un recorte para todos los peloteros y la forma de recortar a un pelotero es dejándolo libre.”

“Hubo un acuerdo con la gente de Caribes y en ese momento había rumores de que Cardenales me querían de regreso, pero como estaba mi casa en Puerto la Cruz, traté de que mantenerme allá.”

“Lamentablemente cuando tu no juegas en otras ligas afuera y te quedas sedentario en tu casa, sin jugar y sin practicar eso te da un mal comienzo, siempre, seas quien sea, y eso fue lo que pasó.”

El cambio fue positivo desde el principio.

“Luego del cambio a Cardenales obvio empiezo a tomar más turnos y me empieza a ir mejor, ahí es donde me acoplo y me empieza a ir muy bien, pero cuando llegue a Barquisimeto no me esperaba ese recibimiento, con el fanático venezolano, nunca se sabe que pueda pasar, pero me sentí muy bien, la gente me recibió con mucho cariño”

Cada equipo se maneja bajo una política interna diferente.

“Todo tiene sus cosas, cada gerente tiene su equipo, cada organización tiene sus dirigentes, eso siempre va hacer así. Pienso que la falta de actitud fue lo que hizo que no me quedara más tiempo en grandes ligas, porque en todos mis años en triple A, siempre bateé bien.

Era un pelotero que todo el mundo quería tener en su line up, pero lamentablemente no hubo ese “vamos para grandes ligas”, porque en cierta parte se habló muy claro conmigo las cosas que iban a pasar y eso a veces es un error, porque eso bajó mi autoestima y mi rendimiento y al final no había ese empuje, además de mi físico”

¿Suerte o destino?

“Yo no creo en la suerte, todo es cuestión de actitud, sin una buena actitud no vas a tener suerte, sino tienes buena actitud no te van a salir bien las cosas en el juego, es lo que yo creo”

“Los récord impuestos es cuestión de actitud, yo deje de creer en la suerte hace 10 años y siempre he sido más que todo actitud, tener buena actitud, estar alegre, respetar al otro equipo y las situaciones de juego.”

“A mí me lo dijeron Domingo Carrasquel y Luis Sojo en su momento, si tu juegas el béisbol como es, el béisbol te premia, la vida está pasando muy rápido.”

Saber controlar las emociones y el entorno es importante para el zurdo.

“En la pelota y en el deporte, las personas exitosas deben cuidarse, el físico, cuidarse de la gente de la calle. Yo soy una persona que si me tomo mis traguitos, pero no ando en discoteca, me cuido de la gente porque tengo redes sociales, pero se cómo llevarlas porque aquí en el fanático es fuerte (insultos) y tienes que tener un autocontrol y cuando tu dominas eso significa que eres un profesional y para ser un profesional, no es de un día para otro.”

Son muchos los momentos importantes que ha protagonizado Jiménez, y cada uno del ellos los guarda en su memoria

“El jonrón más largo que yo he dado en mi carrera, no fue en Caracas, fue en Pto la Cruz contra Jeff Farnsworth, la pase por encima de las antiguas luces y todavía no ha caído.

El primer título con Caribes también fue especial, en esa serie impulse 12, venia de Bravos de Margarita y eran las 6:30pm y el juego era a las 7:00pm y  todavía venia por el peaje.

Y el primer turno que tuve en se juego fue un doble y empuje tres carreras son muchas cosas que han pasado.”

Luis, esta consciente de sus marcas, además la experiencia que ha tenido durante tanto tiempo en este deporte ha logrado en él visualizarse de otra manera.

“Estoy a un jonrón de ser el único pelotero con 100 empujadas y 30 jonrones en Playoff, soy el único venezolano con 4 jonrones en Serie del Caribe”

“Yo jugué 10 años sin saber que era el beisbol, pero luego que supe y como era que se tenían que hacer las cosas y eso es lo que estoy tratando de seguir haciendo”

¿Con que sueña Luis Jiménez?

“Quiero estar en Estados Unidos, estar en un equipo de grandes ligas a lo mejor no como manager sino coach, pero como ha cambiado tanto la pelota porque lamentablemente se ha perdido un poco el respeto y mientras el respeto se pierda obviamente todo va a cambiar y lo que estoy tratando de hacer es tratar de que el respeto no se vaya y que se mantenga.”

“Me gustaría la oficina, pero para uno llegar a la oficina tiene que pasar por el sol, tiene que pasar por una academia. Me gustaría ser coach de algo en grandes ligas, estar ahí, ver, detallar las cosas. Aquí en Venezuela, también me gustarías ser coach, no quiero ser manager, por ahora, porque me da miedo.”

El amplio conocimiento expuesto en reiteradas oportunidades por el toletero ha hecho que mas de un fanático visualice al “Gigante de Bobare” como estratega a futuro.

Pero para él, ser manager implica muchas cualidades más allá del talento.

“Ser manager no es colocar un line up, ser manager es saber llevar tu pítcher, un manager es buen manager con su coach de picheo.

No todos los lanzadores son para relevo largo, o corto, o situacional, no todos los zurdos, son especialistas, no todos los cerradores son cerradores. Yo pienso que para tu dirigir tienes que saber llevar el pitcheo, el line up no.”

“Si yo llego hacer manager a mí me va a tocar todo el mundo, porque si tu juegas el beisbol como debe jugarse, el beisbol te premia.”

El destino coloca a las personas en el camino, pero no siempre son las que quisiéramos.

 “Yo cambiaría las oportunidades y las personas que me dan las oportunidades, trabajaría mejor para poder sostener estos kilos, actualmente peso 150 kilos, pero no cambiaría mi físico, cambiaría las oportunidades a mí nunca me dijeron toma el teléfono yo tenía el que buscar el teléfono.”

Futuro inmediato

“Para pensar en el retiro hay que pensarlo muy bien porque lamentablemente no es una decisión solo tuya, involucra a la familia, tiene que haber una reunión familiar es por eso que voy a darme un año más este fue el primer año donde no jugué en ningún lado, pero ya sé lo que tengo y no tengo que hacer.”

Agradecimiento siempre hacia el público

“Gracias a los fanáticos, siempre con el respeto hacia ellos y hacia los equipos. Sigan al béisbol porque lo que tenemos aquí en Venezuela de antiestrés, es el béisbol y eso hay que mantenerlo, cuidarlo siempre, optimista y con una buena actitud.”

Advertisement