Víctor López

Numerosa es la cantidad de bateadores importados que vinieron a Venezuela a pulir sus habilidades y se fueron a la mejor liga de béisbol del mundo para  ajusticiar a cada lanzador que se les parase en frente. Tommy Pham, jardinero izquierdo de los St. Louis Cardinals, es una muestra de que venir a las ligas invernales del Caribe no significa bajar de nivel, ni mucho menos, el año 2017 de Pham sirve para reivindicar, si hacía falta, el impacto que pueden llegar a tener las ligas de béisbol caribeñas en la carrera de muchos beisbolistas.

Thomas Pham con Leones en la 14/15

El jardinero vino a la LVBP para la temporada 2014/15 un mes luego de su estreno en las mayores con los Cardinals, el americano llegó a Venezuela para vestir el uniforme de los Leones del Caracas con cierta expectativa por tratarse de un pelotero con experiencia de Grandes Ligas, expectativas que no se concretaron, pues la ofensiva de Pham nunca arrancó, dejando promedio de bateo de .143 en 14 juegos. En un total de 63 turnos, apenas conectó siete hits, dos cuadrangulares e impulsó cuatro carreras, una clara decepción para la directiva caraquista, que lo reemplazó el 29 de octubre de aquel año con Blake Gailen.

Tras su paso por los Leones, vio acción con los pájaros rojos de la Liga Nacional en 130 encuentros entre las temporadas de 2015 y 2016, dejando promedio de .247 con 14 cuadrangulares, 35 impulsadas y 112 ponches en 356 turnos.

La parte final de la temporada 2016/17 de la LVBP vio a Pham retornar a Venezuela, esta vez para ayudar en la recta final a los Navegantes del Magallanes, desesperados por escalar hasta los puestos de clasificación a la postemporada. El rendimiento del pelotero dejó mucho qué desear una vez más. En, apenas, ocho duelos bateó para .143 nuevamente. En 25 turnos al plato, conectó tres hits y los ponches triplicaron a este número (9). Fue despedido por Magallanes el 16 de diciembre de 2016 y así culminó su segundo paso fallido por Venezuela.

Thomas Pham en la temporada 16/17 con Magallanes

El 2017 de Pham se convirtió en el año el que su capacidad como bateador floreció y se demostró que eran correctas las expectativas puestas en él por parte de directivos del béisbol caribeño (también vio acción en República Dominicana) y por los Cardinals, quienes lo tomaron en el Draft del 2006 .

 

La temporada actual inició con Tommy Pham en la filial de AAA de Saint Lois, los Memphis Redbirds, rápidamente fue llamado a las mayores por las lesiones de Dexter Fowler y Stephen Piscotty. Su estreno en la temporada fue buen indicio para lo que sería su año en MLB. Bateó para 4-2 con un cuadrangular, un doble y dos impulsadas en la victoria de 10-0 de los pájaros rojos sobre los Atlanta Braves el 5 de mayo. Los Cardinals encadenaron una racha de seis juegos ganados de forma consecutiva cuando Pham estuvo en el terreno.

El ex jugador de los eternos rivales de la liga venezolana está en el mejor año de su carrera profesional a sus 29 años de edad. El nacido en Las Vegas es segundo entre su equipo en promedio de bateo con .304, primero en porcentaje de embasado con .401, segundo en Slugging con .500, cuarto en bases alcanzadas, cuarto en cuadrangulares con 17, segundo en hits conectados, cuarto en carreras impulsadas y primero en bases robadas.

Este gran año de Pham es muestra clara que las pasantías en la pelota  invernal, muchas veces, tienen poco qué decir en la carrera de los peloteros importados, sin embargo, las enseñanzas que quedan tras aventurarse en ligas que son desconocidas para estos jugadores, siempre dejará algunos réditos que se convierten en situaciones positivas para sus carreras en el béisbol organizado, incluso cuando pasaron sin pena ni gloria por nuestro béisbol.